¿Por qué el marketing de antes no es el marketing de ahora?

¿Por qué el marketing de antes no es el marketing de ahora?

Cualquiera que haya tomado una clase de marketing sabe lo difícil que es definirla, hay muchos autores que creen tener la respuesta pero estas definiciones frecuentemente pierden la batalla contra el tiempo y terminan siendo refutadas ¿la razón? las necesidades del mercado cambian y con él también lo hace el marketing.

Antecedentes

Se teoriza que el marketing nació durante la revolución industrial (1760), no había competencia en los mercados (todavía no había concepto de mercado) por lo que la demanda rebasaba la oferta, todo se trataba de hacer y mucho porque había fila para comprar, aquí el papel del marketing era hacer estrategias de manufactura y de reducción de costos, un enfoque entero hacia la producción. Conforme la competencia empezaba a estar presente el concepto de diferenciación de producto empezó a surgir, claro que no fue a través de un branding moderno, las empresas apuntaban a una clara diferencia en calidad, desempeño y atributos, que el producto hablara por sí solo, era la supervivencia del más fuerte. 

Historícamente sabemos que la primera mitad del siglo XX fue de guerras y descontento social, aquel martes negro de 1929 marcó el inicio de la gran depresión que llegaría a afectar económicamente a todo el mundo, lógicamente las ventas empezaron a bajar, los almacenes se empezaron a llenar y derrepente ya no se trataba de hacer, si no de vender, nacen las primeras actividades promocionales y se empezó a experimentar con canales de distribución, un enfoque a ventas con el propósito de crear demanda.  

Después de un período depresivo viene una época de bonanza, después de la segunda guerra mundial se vivió una reactivación económica posguerra que hizo que la demanda se recuperara, por ley económica sabemos que la oferta la igualó, fue durante los 50’s que nacen muchos conceptos marketeros que seguramente conoces, la noción del proceso de decisión de compra, el valor percibido de un producto, los mercados especializados, todo esto con un enfoque alrededor del pilar clave del marketing: las necesidades del consumidor. 

Hoy

Finalmente nos encontramos en el siglo XXI, jamás habíamos estado tan conectados con otras partes del mundo y socialmente trajo muchos cambios, somos más conscientes de los problemas sociales y ambientales, pero no solamente queda en concepto, los planes de acción para erradicarlas se volvieron parte de las estrategias publicitarias, el enfoque moderno viene en forma de valor al cliente y mejorar el bienestar social, comúnmente llamado mercadotecnia social, se crea la noción de que la empresa no solo existe para satisfacer las necesidades del cliente, ahora es necesario preservar o mejorar la calidad de vida de los individuos, es importante la preservación del medio ambiente, cuidar recursos, usar fuentes alternativas de energía y cuidar la salud. 

Aquí hay que dejar una cosa en claro, por cualquiera de los enfoques mencionados el propósito del marketing es la maximización de utilidades, aunque suene crudo la realidad es que la meta de todos los departamentos de una empresa es esa. El marketing ha sido definido como un conjunto de procesos, una actividad o un sistema, se adapta a la forma que necesite el mercado y la empresa, no es que no se pongan de acuerdo, es que en un mundo tan cambiante hay que constantemente actualizar la estrategia, y para eso somos expertos

Comparte si te gustó el artículo

  • Categorías
  • Etiquetas
  • Publicaciones Recientes
  • Deja un comentario

    Nombre*
    Correo electrónico*
    Website